21 Sep, 2021
Buscador 
   In English
img img
img
  PENSADERO
  Home > PENSADERO > Sara Gago: La biblioteca pública, una respuesta pa...

img
img img img
img img
img
 
 
Sara Gago: La biblioteca pública, una respuesta para la memoria local
29/11/2012
Para el equipo de la Biblioteca Municipal de Ermua (Vizcaya), la biblioteca pública es un centro de información que debería tener capacidad de respuesta ante cuestiones relacionadas con la memoria local, asegura Sara Gago, responsable de esta biblioteca. Durante el VI Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas, celebrado en Burgos los días 9 al 11 de octubre, Gago presentó el proyecto de memoria local en el que trabaja la biblioteca y que ha dado lugar a una colección local.
 
Pregunta. Desde su punto de vista, ¿por qué considera importante que la biblioteca pública trabaje en aspectos relacionados con la preservación de la memoria local?  
 
Respuesta. Porque se trata de una de las funciones inherentes a  la idea de biblioteca pública, la de ser un centro de información local, que aparece ya resaltada en las Directrices IFLA/Unesco del año 2001, donde se pone de manifiesto que tenemos la responsabilidad particular de recoger información local y de hacerla fácilmente accesible, y donde se expresa  igualmente que esta institución tiene un papel importante que jugar como memoria de su comunidad conservado y brindando acceso a materiales relacionados con la historia de la comunidad y de las personas.
 
 
 
 
En Ermua hemos sido conscientes desde el principio de que tenía que ser así, puesto que la biblioteca pública es un centro de información que debería tener capacidad de respuesta ante cuestiones relacionadas con la memoria local. Además existen otras razones: la demanda por parte de las personas usuarias para que tengamos y pongamos a su disposición un servicio de estas características, así como la cercanía de la biblioteca a la población y a muchas fuentes de información, que propician la confianza mutua en el proceso de recogida de información.
 
Por último, lo consideramos importante en nuestro quehacer bibliotecario porque es un servicio importante para toda la ciudadanía, puesto que la socialización del conocimiento local es necesaria para vivir en equilibrio con nuestro entorno, aprendiendo, incorporando y haciendo nuestros sus elementos y características particulares.
 
P. ¿Qué proceso se sigue con los fondos que se incorporan a la colección?  
 
R. Una vez recibidos, la persona propietaria firma una autorización mediante la cual permite a la biblioteca incorporar esos fondos a la colección local y difundirlos a través de su web y de los medios que considere oportunos.
 
A partir de aquí se analiza su temática y se decide a qué categoría y dossier incorporarlos. Posteriormente los documentos se digitalizan atendiendo a sus características particulares, se les asignan metadatos y se suben al microsite de la colección local.
 
Los fondos son muy variados y nos llegan en diferentes soportes. Contamos con fotografías, carteles, programas de fiestas, documentos sonoros, grabaciones en vídeo, etcétera.  Esto nos obligó   a pensar cómo  catalogarlos de manera conjunta e incorporarlos al catálogo en línea de la Red de Lectura Pública de Euskadi (RLPE) y a dotar al microsite de dos sistemas de búsqueda: uno interno y otro para la búsqueda en el catálogo en línea de la RLPE.
 
P. Los propios ciudadanos de Ermua pueden colaborar aportando nuevos fondos a la colección. ¿Cuál ha sido la respuesta que han dado?
 
R. Hemos realizado contacto con buen número de personas, instituciones y asociaciones, con una excelente respuesta por su parte. En varios casos, estos contactos nos han facilitado otros nuevos que nos han ayudado a enriquecer los fondos y a hacer crecer la colección sugiriendo nuevos temas y aspectos locales que hasta la fecha no habíamos tenido en cuenta. En total son cerca de sesenta las personas y entidades que han colaborado, y esta cifra está aumentando debido a que el trabajo no ha concluido.
 
P. ¿Cómo se difunde la colección local de Ermua?
 
R. Al principio estudiamos varias posibilidades  para facilitar su difusión, entre ellas crear una wiki local. Incluso  se llegó a esbozar un blog, pero las fuimos descartando. Al contar con una web institucional muy estructurada optamos, finalmente, por tener un microsite exclusivo de la colección local, porque nos permite ofrecer un servicio integrado que recopila todo el material virtual del que disponemos, para ofrecerlo de manera sencilla, conjunta y ordenada.
 
Llegados a este punto, había que decidir cómo insertar estos nuevos documentos en los fondos bibliográficos y no bibliográficos que conforman el catálogo en línea de la RLPE, darles un tratamiento uniforme y establecer unos estándares de catalogación que facilitaran la búsqueda y encuentro desde el catálogo de los realmente se necesitan y sólo estos. Con este objeto, solicitamos la colaboración del  Servicio del Libro y Bibliotecas del Gobierno Vasco.
 
Por otro lado, a este servicio le damos la misma difusión que al resto de los que se ofrecen en la biblioteca, notas de prensa, fotografías, difusión en radio y revistas locales, etcétera. También utilizamos las  redes sociales Facebook y Twitter para dar a conocer las novedades y lo incorporamos a todas las visitas guiadas para promocionar su participación y uso.
 
P. Este proyecto es un claro ejemplo de que con pocos recursos se pueden llevar a cabo grandes proyectos. ¿Qué consejos daría a otras bibliotecas que quisieran abordar un proyecto de este tipo?
 
R. Lo primero es que te tiene que interesar tu pueblo, tu entorno, la gente que te rodea y a la que pertenece tu biblioteca. En segundo lugar hacer un trabajo pensado desde la biblioteca, con un punto de vista bibliotecario,  pero también social,  para que la base sea sólida. En tercer lugar, escuchar a los usuarios de la biblioteca, contar con la gente, con los colectivos locales y hacerles ver lo importantes que son para construir la historia de su pueblo. Lo cuarto, sistematizar el proceso, darle la relevancia que tiene dentro del servicio bibliotecario y dentro de la entidad a la que pertenezcas, en nuestro caso el Ayuntamiento. Por último difundirlo, darlo a conocer, hacerlo atractivo, práctico y accesible, mantenerlo siempre abierto, al día, vivo, en constante construcción.
 
Pero desde luego, si hay algo que no debe faltar en el trabajo bibliotecario es la ilusión y la constancia por mejorar lo que hacemos día a día. Esta fórmula vale para la colección local o para cualquier otro trabajo que hagamos en nuestras bibliotecas y os garantizamos que es muy muy gratificante. 

 
img
img img img

   NOTICIAS
21/5/2021
Diplomado para mediadores de lectura de la UNAM en coordinación con la fundación
Lecturalab: podcast dedicados a la innovación en la lectura
RENODO en podcast: selección con las mejores ideas sobre la industria el libro

   CONSEJOS
16/2/2018
Pautas para crear y dinamizar un club de lectores
Cómo organizar el espacio y la colección en una biblioteca escolar
Pautas para dinamizar el Servicio de Préstamo de la biblioteca

   I+D DE LA LECTURA
18/6/2021
Hacia un sistema común para los estudios sobre comportamiento lector en Europa
Impresión bajo demanda y mejora de la rentabilidad de las empresas del libro
La Fundación colabora con Bayard Revistas en un estudio sobre la percepción de las madres en la fase de prelectura de sus hijos
  © Copyright Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2021 Aviso legal Mobile  
Con el patrocinio del Ministerio de Educació, Cultura y Deporte
Con el patrocinio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte
Plan de Fomento de la Lectura
Plan de Fomento de la Lectura