22 Oct, 2020
Buscador 
   In English
img img
img
  NOTICIAS
  Home > NOTICIAS > Lecturas de altos vuelos...

img
img img img
img img
img
 
 
Lecturas de altos vuelos
4/4/2011
A lo largo de los años hemos visto cómo los aeropuertos se han ido transformando en centros comerciales donde las ofertas de ocio conviven con multitud de tiendas y otros servicios. Tanto es así que el verano pasado el Aeropuerto Schiphol de Amsterdam abrió las puertas de la primera biblioteca del mundo en un aeropuerto. Dick Van Tol, un bibliotecario que pertenece a la organización ProBiblio, presentó una propuesta a la empresa promotora que quería hacer del nuevo aeropuerto una auténtica ciudad aeropuerto: (…) si va a ser una ciudad aeropuerto, ésta tendrá que tener una biblioteca.
 
En la actualidad, la Airport Libray ofrece alrededor de 1.200 libros que los viajeros pueden coger y leer en cualquier parte de la terminal. Muchos son de novelistas y poetas holandeses que se han traducido a 29 idiomas, otros son de historia, arquitectura y diseño holandés. Además de fomentar la lectura y de llegar al mayor número posible de lectores, la idea de sus promotores es hacer de este espacio un escaparate de la cultura holandesa. Y para ello, ¡qué mejor que en un aeropuerto!
 
Con su lema: No esperes a que la gente se acerque a tu biblioteca, acerca la biblioteca a la gente, ésta cuenta con nueve iPads conectados a internet, en los que de momento sólo se tiene acceso a la página de esta biblioteca, desde la cual se puede obtener información, ver fotos o vídeos y escuchar música de artistas holandeses. También existe una zona de descarga en la que aquellos que lo deseen pueden conseguir materiales procedentes de museos e introducirlos en sus dispositivos móviles. Por el momento, y debido a las leyes de copyright, no es posible descargarse música, libros o películas, algo que se barajó en un primer momento.
 
Siguiendo la estela de Amsterdam, el Aeropuerto Internacional Taoyuan de Taiwan ha abierto la primera biblioteca del mundo con materiales electrónicos. Sus fondos cuentan con 400 eBooks en formatos ePub y Zinio; alrededor de 2.000 libros en chino e inglés; y unos 30 dispositivos entre iPads y ereaders. La duda surge cuando se comprueba el nivel de tránsito de este aeropuerto, con más de 17 millones de pasajeros al año, y el número de dispositivos y oferta literaria existentes. A esto hay que añadir que, a diferencia de su homólogo holandés, los materiales no se pueden descargar en aparatos que pertenezcan a particulares.
 
Puestos a imaginar un futuro, resultan interesantes las propuestas que hace Martyn Daniels, escritor en el blog de Bookseller Association of UK and Ireland, en su post Come Fly With An eBook. Según él no sólo tendría todo el sentido ofrecer eBooks en los aeropuertos, sino que además los pasajeros pudiesen descargárselos en sus dispositivos y disfrutarlos durante el viaje. También se podría ofrecer la opción de alquiler de iPads o ereaders cuando se tenga confirmado el billete de vuelta, al que se le añadiría un depósito por cuestiones de seguridad. La oferta lingüística tendría que ir más allá del inglés. Incluso las tiendas podrían ofrecer dispositivos a precios duty-free y así poder captar usuarios. Y ¿qué tal una biblioteca en el cielo?, o lo que es mejor, que las compañías aéreas se aliaran para ofrecer un servicio mediante el cual se pudiese solicitar una selección de lecturas u otros materiales en el momento de hacer la reserva. Material que se borraría una vez cumplido el plazo a no ser que se quisiese ampliar el alquiler con un coste adicional.
 
Quizá sean simplemente sueños, pero iniciativas como la de estos dos aeropuertos han abierto todo un canal de posibilidades que podría acercar la cultura, la lectura o cualquier otra manifestación artística a millones de usuarios potenciales. ¡Se abre la reflexión!

 

Comentarios :

VIAJERA
  Es de suponer que las compañías de aviación tendrán interés en estas iniciativas dados los retrasos con los que castigan a los clientes. Dicen que la música amansa a las fieras y espero que nos tranquilice a los viajeros.


 
img
img img img

   CONSEJOS
16/2/2018
Pautas para crear y dinamizar un club de lectores
Cómo organizar el espacio y la colección en una biblioteca escolar
Pautas para dinamizar el Servicio de Préstamo de la biblioteca

   I+D DE LA LECTURA
4/5/2020
La Fundación colabora con Bayard Revistas en un estudio sobre la percepción de las madres en la fase de prelectura de sus hijos
Fernando Piquer: lecciones desde los e-sports
Gregorio Pellegrino: orientación sobre accesibilidad para editores y distribuidores

   NUEVA CADENA DEL LIBRO
20/10/2018
La Fundación presenta con IPDA en Frankfurt el proyecto RENODO
La propiedad intelectual como materia prima
Reglas y apoyo a la innovación del sector editorial en Europa
  © Copyright Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2020 Aviso legal Mobile  
Con el patrocinio del Ministerio de Educació, Cultura y Deporte
Con el patrocinio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte
Plan de Fomento de la Lectura
Plan de Fomento de la Lectura