22 Jun, 2024
Buscador 
   In English
img img
img
  I+D DE LA LECTURA
  Home > I+D DE LA LECTURA > Los retos del diseño aplicado al eBook...

img
img img img
img img
img
 
 
Los retos del diseño aplicado al eBook
15/2/2012

Según la editora Emma Wright, a las editoriales todavía les queda mucho trabajo por hacer en pro de la calidad de la mayoría de libros electrónicos, y por esa razón considera que es necesario poner de relieve los casos de aquellos productores de libros electrónicos que están haciendo bien su trabajo.

En un artículo publicado en Futurebook, Wright revela cuáles son los retos que entraña el diseño y la maquetación de un libro electrónico y ofrece algunos consejos a tener en cuenta a la hora de diseñar libros digitales de títulos estándar.

La editora señala que, más allá de la dificultad de imponer un tipo de letra al lector, que siempre tendrá la opción de cambiar, el principal problema son las propiedades de ajustabilidad, que impiden la existencia de unas proporciones fijas.

Según ella, los parámetros cambian según se trate de componer una obra impresa o una digital. En el diseño de un libro impreso las características del soporte permiten que la organización del texto y las ilustraciones estén dispuestas en la página de una manera visualmente agradable. Pero cuando se ha de tener en cuenta la ajustabilidad del texto y la variedad de pantallas y tamaños de fuente, es prácticamente imposible controlar el resultado final.

Para la editora, lo ideal sería que el libro electrónico y el diseño de impresión se consideraran al mismo tiempo, pero si este no es el caso, Wright opina que debería ser acordado algún tipo de compromiso.

En opinión de Wright, dado el número de limitaciones existentes, el concepto de un “libro electrónico atractivo” puede resultar contradictorio. En vez de entrar en una discusión sobre los méritos del libro impreso y los deméritos del electrónico, la editora sostiene que algunos libros electrónicos funcionan mejor que otros. Y para ilustrar esta afirmación, enumera una serie factores que contribuyen al buen funcionamiento de un libro electrónico, dividiéndolos en dos categorías: los elementos que el eBook comparte con el libro impreso, y aquellos elementos que afectan solamente al libro electrónico.

En cuanto a los aspectos relativos al libro electrónico que se deben tener en cuenta, la editora señala entre otros:

  • La navegación. Además de una página totalmente hiperenlazada a contenidos html, la editora opina que todos los eBooks deberían tener la función de saltar de un capítulo a otro. Wright señala que esta opción es un problema menor en el caso de iPad o Kobo Touch, donde existe la posibilidad de desplazarse por el libro electrónico, pero en el caso de Kindle resulta más incómodo para moverse por él. El aspecto clave donde el libro impreso triunfa sobre el libro electrónico es precisamente la capacidad para navegar por la página.
  • El material extra. Para la editora, los libros electrónicos son menos limitados en cuanto a la cantidad de contenido adicional, así que, según ella, no hay razón por la cual no deban contener al menos descripciones completas de otros libros del autor o muestras de capítulos completos. Además de esto, Wright estima que se podría incluir, además, material extra como entrevistas con el autor, notas de su primeros borradores, o comentarios aparecidos en su blog.
  • Las notas a pie de página. Wright considera que éstas deben ser hipervínculos, aunque duda a la hora de elegir un lugar donde colocarlas. Según su opinión podrían ir bien al final del capítulo, o al final del libro. Para ella, la ventaja de colocar las notas al final del capítulo estriba en que el lector se ve obligado a verlas y puede decidir si desea volver a estudiarlas más a fondo. Si, en cambio, se decide situarlas al final del libro, se consigue que la lectura sea más fácil, pues cada nota puede ir en una página aparte.
  • La cubierta. De todos los aspectos del diseño del libro electrónico, la editora considera este como uno de los que ha recibido mayor atención. Para ella, una consideración fundamental a tener en cuenta es que la cubierta del libro electrónico responde al mismo propósito inicial que la impresa, que no es otro que el de atraer la atención del cliente potencial, excepto cuando se trabaja con formatos en miniatura y en escala de grises. Por tanto, para la editora, la cubierta ideal sería aquella suficientemente sencilla como para ser atractiva en formatos en miniatura, y con altos contrastes, para poder funcionar también en escala de grises.

El artículo completo (en inglés) se puede leer en este enlace.
 


 
img
img img img

   NOTICIAS
28/12/2021
María José Gálvez presenta el nuevo Plan de Fomento de la Lectura 2021-2024
Patrici Tixis propone que la lectura sea uno de los desafíos de la Estrategia Nacional a Largo Plazo.
Kristenn Einarsson: situar a la libertad de publicar en la agenda europea para la industria editorial

   CONSEJOS
16/2/2018
Pautas para crear y dinamizar un club de lectores
Cómo organizar el espacio y la colección en una biblioteca escolar
Pautas para dinamizar el Servicio de Préstamo de la biblioteca

   NUEVA CADENA DEL LIBRO
9/1/2022
Tres modelos de negocio transformadores en Readmagine 21
Estrategias omnicanal para las librerías en Europa
Comunidades y audiencias en Readmagine 21
  © Copyright Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2024 Aviso legal Mobile  
Con el patrocinio del Ministerio de Educació, Cultura y Deporte
Con el patrocinio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte
Plan de Fomento de la Lectura
Plan de Fomento de la Lectura